SOR CRISTINA ROSELLÓ, IN MEMORIAM

SOR CRISTINA ROSELLÓ, IN MEMORIAM

Las despedidas suelen ser tristes, implican separación y lejanía. Pero en esta ocasión, ha sido una despedida con sabor a orgullo, amor y ternura. Este mes de julio, nuestra amada Sor Cristina ha subido al cielo junto al Padre después de haber dedicado toda su vida a Jesús y a los demás.

Su vocación comenzaba siendo aún adolescente. Sintió la llamada de Él y no lo dudó, consagró su vida a seguir su camino. La hermana Agustina fue una mujer cuya sonrisa jamás desapareció de su rostro. La sonrisa de Jesús la iluminó cada instante de su vida.

Fue maestra, hermana, amiga, en definitiva, una madre para todos nosotros. En especial para los alumnos de infantil, por los que tenía especial predilección. Su educación, caridad y elegancia nos cautivó de forma que hoy, en su despedida, solo podemos sentir el orgullo de haber sido parte de su vida, de su corazón.

Sor Cristina siempre estará en nosotros impregnando de amor nuestras almas, haciendo que seamos felices y plenos dejándonos llevar por el impulso del Evangelio y de Dios, por el camino y la senda del amor y la plenitud.

Descanse en paz, Sor Cristina, y desde el cielo rece por nosotros, cuídenos como ha hecho hasta ahora y protéjanos de aquellos que no saben cuál es el verdadero camino. Siempre en nuestros corazones.

Equipo directivo del Colegio Ntra. Sra. de la Consolación